January 2011


Ocho niños, Ana Cristina, Elvis, Rosmely, Yanesy, Melania, Reina, Alex y Ángela nos cuentan quienes son y nos llevan a conocer un país que está más allá de la cordillera de la imaginación y aguarda repleto de maravillas. Cada uno, a su manera, nos muestra su país mágico, lleno de nuevos significados e historias.

Mi país mágico surgió producto de un taller de creatividad dictado por Diablo Rojo Cartonera en el Festival San Francisco de la Montaña, celebrado en la provincia de Veraguas, Panamá, los días 28 y 29 de enero. Forma parte de la colección Cordillera imaginaria.

Si quieres leer el libro da click aquí:

Mi país mágico

*Los libros de la colección Cordillera imaginaria no son destinandos a la venta. La edición se compone únicamente de los ejemplares realizados por cada niño, que ellos consevan como recuerdo, un ejemplar para el organizador del evento y un ejemplar para Diablo Rojo Cartonera.

Advertisements

Al norte de Veraguas y a unos pocos minutos de Santiago, se encuentra San Francisco de la Montaña; famoso por su hermosa iglesia, por su Feria de Dulces, es además sede del Festival San Francisco de la Montaña, donde se reúnen, durante tres días, las más variadas expresiones artísticas, como pintura, fotografía, literatura, música y danza.

Este año, Diablo Rojo Cartonera tuvo la oportunidad de formar parte del programa de actividades y ofreció un taller de creatividad y libros artesanales para niños. El objetivo esencial del taller era promover el desarrollo de la creatividad y la imaginación de una manera lúdica y relajada, pero buscando a la vez que después de cierto empeño fuese posible llegar al resultado deseado, porque el trabajo era indudablemente intenso, los niños no solo tenían que trabajar en el contenido de su libro, sino además diseñar su portada y armar el libro a mano.

Risas y escritura

 

La primera jornada del taller inició el viernes 28, a eso de las 4:00 de la tarde nos reunimos junto a la iglesia de San Francisco de la Montaña, en un pequeño llano rodeado de unos árboles enormes llenos de musgo y orquídeas. Ocho niños cumplían con la edad establecida y se animaron para tomar el taller, así que nos sentamos en unos petates, sacamos los materiales y les explicamos que todo el lío se trataba de tres cosas: primero, pasarla bien y divertirnos; segundo, hacer cosas maravillosas y extraordinarias; y tercero, hacer nuestro propio libro artesanal.

Lo primordial era crear un contenido para nuestro libro, así que mediante una serie de ejercicios creativos lo niños comenzaron a escribir y a dibujar. El título del libro sería Mi país mágico, porque se trataba de que los niños crearan un país a su antojo, le pusieran nombre, explicaran por qué se llamaba así, le dieran un significado especial a sus nombres en ese país mágico y por último contaran una historia o las cualidades de su país. Cuando terminamos llegó el momento del cartón, los pinceles, la pintura y los lápices de colores. Cada uno empezó a trabajar el resto de la tarde en su portada. Esa noche y madrugada el equipo de Diablo Rojo se encargó de digitalizar y escanear lo que los niños habían escrito y dibujado esa tarde, para luego imprimirlo y ordenarlo.

El contenido de los libros

 

Portadas...

El sábado 29 nos volvimos a reunir en la mañana, la primera parte de la jornada se dedicó a dar la oportunidad para retocar las portadas y hacer los últimos detalles. Así que armados de lápices de colores y marcadores los niños se pusieron manos a la obra. Cuando estuvieron satisfechos con sus portadas nos dedicamos a perforarlas. Luego llegó el momento de coser los libros, cada quien, con hilo, aguja y el contenido del libro, siguió las indicaciones para llegar al resultado que tanto habían estado esperando. Luego de apretar el último nudo, todos estaban muy entusiasmados al ver como sus historias estaban dentro del libro y como se veían sus portadas.

Últimos retoques

Además, Diablo Rojo Cartonera hizo entrega de un ejemplar de Mi país mágico, como memoria del taller, a Edilberto González Trejos, organizador del Festival San Francisco de la Montaña.

Edilberto González Trejos con su ejemplar

Al final el resultado fue genial, increíblemente satisfactorio. Todo el esfuerzo y cansancio se vio recompensado cuando escuchamos a los niños pidiéndonos volver el próximo año y nos contaron lo mucho que les había gustado el taller. Se miraban sumamente contentos y orgullosos de su trabajo. Aquello lo entendimos a la perfección, porque tenían todos los motivos de mundo…a fin de cuentas, eran los autores de su primer libro.

Ana y el famoso pez volador

Agradecimientos

Este taller no hubiese sido posible sin el entusiasmo y el esfuerzo de los niños que trabajaron en él: Ana Cristina, Elvis, Rosmely, Yanesy, Melania, Reina, Alex y Ángela. ¡Muchas gracias!

También agradecemos a los organizadores del Festival, a Edilberto Gonzáles Trejos, a Pacifico Chung por su apoyo incondicional, a Anayansi Barrantes del Bibliobus y a Osvaldo Obregón.

*Si quieres ver el álbum del taller en facebook da click aquí.

Queremos compartir con ustedes el lanzamiento de nuestra nueva colección: Cordillera imaginaria. Esta colección está dedicada a reunir el trabajo realizado en nuestros talleres infantiles. Cordillera imaginaria es una celebración del arte, la infancia, la imaginación y lo humano.

Nuestros talleres

Los talleres constan de varias jornadas, donde mediante distintos ejercicios creativos los niños escriben el contenido de su propio libro, que nuestro equipo posteriomente digitaliza, diagrama e imprime, dando como resultado un compilado del trabajo realizado por los participantes. Además los niños diseñan y pintan su portada, y finalmente arman, cosiendo a mano, su libro.

*Los libros de la colección Cordillera imaginaria no son destinandos a la venta. La edición se compone únicamente de los ejemplares realizados por cada niño, que ellos consevan como recuerdo, un ejemplar para el organizador del evento y un ejemplar para Diablo Rojo Cartonera.